lunes, 27 de diciembre de 2010

Cook & Fashion Donostia

Los modelos al completo que desfilaron esa noche.
          El pasado Jueves 2 de Diciembre se celebró en el emblemático edificio de Donostia, el Palacio de Miramar, la séptima edicíón del Cook & Fashion. Organizado por la empresa Verami, su directora Lourdes Mariño volvió a utilizar una receta que lleva siendo sinónimo de éxito: moda y gastronomía. Este evento que se realiza anualmente, posee parte de su importancia en la popularidad de la gastronomía vasca. Alrededor de 200 invitados pudieron disfrutar del desfile y de las creaciones culinarias: catorce modelos, trece platos, y todo aderezado por copas de vino. 
Este año los cocineros plasmaron en sus platos la imaginación de los diseñadores a partir de los estilismos. Siempre me pregunto que resultará más difícil: si realizar un diseño partiendo de cero, o inspirarte en los sabores que te evocan un plato de esa índole.
Modelo y plato que cerraron el desfile.
          La relevancia del mundo de la moda vino representada por el modisto sevillano Petro Valverde. Más conocido por sus diseños nupciales, en esta ocasión fue arropado por los cocineros de la Asociación Donostiarra SukataldeNos presentó un "plato combinado" de diez diseños, que mostraban su amplia y conocida trayectoria de más de treinta años: vaporososdelicadosresaltando la figura y femenidad. La guinda del pastel vino con el festejo de su cumpleaños, y es que donde mejor para soplar las velas que sobre el marco incomparable de la Bahía de la Concha.

"Estoy encantado de estar en San Sebastián, de presentar aquí mis creaciones y celebrar mi cumpleaños de una de las formas más originales de mi vida." Petro Valverde.

   

Los diseños de Petro destacaron por la importancia de las formas, las sedas estampadas y los escotes pronunciados e imposibles. Las modelos de la agencia First Model de San Sebastián mostraron sus mejores poses para estar a la altura de las creaciones.

La diseñadora Miren Vidorreta
junto a su diseño.

          En uno de los pocos acontecimientos textiles que se realizan en San Sebastián no podía faltar la representación de los jóvenes diseñadores vascos. Fueron algo así como los aperitivos de la velada, pero alumbraron y sorprendieron incluso más que los diseños del consagrado. 
Así pues la cada vez más conocida y consolidada tienda del barrio donostiarra de Gros, Melonhead, presentó una combinación mixta de estilismos elaborados con trapos de cocina. La firma Callejeros junto con el pintor Abel Yaguas mostró una modelo con falda pintada a mano que representaba el interior de una ostra. 
Y la gran sorpresa de la noche vino de la mano de Miren Vidorreta, en la que las tonalidades y capas de la cebolla se dejaban entrever en su diseño. El vestuario llamó la atención por alejarse de las formas acostumbradas a este evento. Utilizando tejidos similares en cuanto a brillo, fue su aire años 20 y la acertada elección de combinación de colores lo que logró los aplausos del público.

Y es que a los jóvenes vascos no nos hace falta mucho más para inspirarnos, y por supuesto siempre una buena oportunidad ayuda para motivarnos. Sólo espero que actos de este tipo nos dejen más ganas de reivindicar que nosotros también queremos que se nos escuche, nos vean, o en mi caso que también nos lean.



1 comentario:

  1. Anónimo27/12/10

    Muy buena entrada!!!!! Me ha encantado,no sabía que la moda se podía saborear.

    ResponderEliminar